abril 08, 2019

34° Asamblea anual de la Federación Internacional de Fe y Alegría

Del 4 al 5 de abril de 2019, se desarrolló en la ciudad de Montevideo (Uruguay) la 34° Asamblea anual de la Federación Internacional de Fe y Alegría.

Durante la jornada, los participantes debatieron los “Retos para Fe y Alegría ante las Preferencias Apostólicas de la Compañía de Jesús”, para luego continuar con los “Desafíos educativos y respuestas pertinentes en contextos de pobreza”, moderada por Carlos Vargas, director de FyA Ecuador y miembro de la junta directiva de la FIFyA.

Para Federico Rodríguez, Director del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEED) Uruguay, se “debe mejorar la calidad de la educación con énfasis en la equidad y la utilidad para los jóvenes”.

Por su parte el P. Carlos Fritzen, Coordinador General de la FIFyA, nos invita a “salir de la escuela y en el encuentro con las comunidades, releer los contextos a la luz de nuestros aprendizajes para dar respuestas pertinentes para lo local con vocación global. Y a dejarnos inspirar en esta tarea por la Preferencias Apostólicas Universales de la SJ”.

Se pudo compartir un audio que acompañó la ponencia del P. Alfred Kiteso SJ, director de FyA en la RD del Congo y Coordinador de la Comisión África y Madagascar, quien no pudo llegar por asuntos de visa. El P. Kiteso nos comparte “una visión desde esta nueva frontera africana, la educación es la base para desarrollar a las personas y las comunidades. Sin educación no hay progreso ni autonomía. Debe ser por igual para niñas y niños comenzando por la alfabetización.”

Beatriz Borjas, Consultora de la FIFyA, cerró la ronda de ponencias haciendo énfasis en que “en contextos vulnerables la gente sigue creyendo y apostando por la escuela.” Y focalizó su participación en la crisis de Venezuela, “como el fin de la era de los combustibles fósiles y el surgimiento de nuevos modos de energía la educación debe releerse… tomando en cuenta la violencia y asesinato de los líderes socioambientales y la migración forzada.” En el contexto global nos invitó a “resignificar la educación popular criticando el modelo de desarrollo depredador para la creación de una ciudadanía global y de la inclusión, con capacidad de ponerse en los zapatos del otro revisando nuestra propuesta educativa que en mucho reproduce el sistema imperante, pasar de la reproducción del sistema a la creación de una nueva forma de relaciones cuidando los espacios seguros de la escuela y los ambientes educativos”.

El debate continúa, ¿cómo lo piensas y sientes tú?

Con información de Gerardo Lombardi, Coordinador de Comunicación de FIFyA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *