marzo 29, 2019

Ayuda a Venezuela

La escalada de la violencia y la crisis política, económica y social que atraviesa actualmente Venezuela ha propiciado que un gran número de personas se encuentren en situación de extrema vulnerabilidad y riesgo, tanto dentro como fuera de sus fronteras. Según los últimos datos proporcionados por los países de acogida, actualmente hay más de 3,3 millones de migrantes, refugiados o solicitantes de asilo que han huido del país, “debido en gran medida a la falta de alimentos o al acceso a medicamentos esenciales y a la atención sanitaria, a la inseguridad y a la persecución política… Los movimientos transfronterizos de esta magnitud no tienen precedentes en la historia reciente de las Américas, y la vulnerabilidad de los que se marchan también ha incrementado….”(1) Esta crisis ha seguido empeorando aún más desde el 7 de marzo, fecha en la que se produjeron los apagones eléctricos que empezaron a paralizar al país.

Desde 2016, Friends of Fe y Alegría ha estado apoyando diferentes acciones con nuestro principal socio local, Fe y Alegría Venezuela, que lleva más de 60 años trabajando por el futuro de Venezuela, atendiendo a más de 200.000 niños, niñas y jóvenes al año.

Gracias al proyecto “Escuelas del futuro: Programa de Nutrición Escolar”, se han servido más de 1.3 millones de comidas a más de 1,500 estudiantes y personal, lo que ha facilitado mejoras en los indicadores de salud, asistencia escolar y logros académicos en los últimos tres años. Estas cifras representan sólo dos de las más de 20 escuelas que actualmente están siendo apoyadas con la ayuda de Friends of Fe y Alegría y nuestros socios de Entreculturas-Fe y Alegría España.

Aunque se han logrado muchos avances con la implementación de esta intervención, las comunidades escolares todavía sufren en gran medida los efectos de la crisis humanitaria y económica que azota a Venezuela, y todavía queda mucho trabajo por hacer. Sin embargo, la eficacia y el impacto de esta intervención son claros. Un proyecto piloto que comenzó en dos escuelas rurales del este de Venezuela se ha convertido en una prioridad nacional para Fe y Alegría, y el programa se extiende a las escuelas rurales y urbanas de todo el país.

Al mismo tiempo, Magis Americas también sirve como plataforma para apoyar a otras organizaciones jesuitas en Venezuela en la respuesta a las necesidades básicas.

Gracias a todos nuestros donantes que han confiado en el trabajo de Fe y Alegría y han hecho posible mejorar la nutrición escolar en tiempos de crisis. Si quieres saber más sobre lo que nuestros socios están haciendo en Venezuela y apoyar su trabajo, por favor visita la página del proyecto Escuelas del Futuro, o haz una donación directa al trabajo de los jesuitas en Venezuela aquí.

(1) Michelle Bachelet, UN High Commissioner for Human Rights Inaugural Address to the Human Rights Council, September 10, 2018. Source: The Dialogue

 

Para más información:

Plataforma de Coordinación para Refugiados y Migrantes de Venezuela

Hermanos en la frontera: Responsabilidad colectiva y la respuesta regional a la crisis migratoria venezolana

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *