Magis Americas renueva su colaboración con el NED

Magis Americas (MA) ha renovado su colaboración con el National Endowment for Democracy (NED) con una nueva subvención de $190.498 USD. La nueva subvención, con un periodo de implementación de 18 meses, permitirá a MA a continuar su trabajo con sus organizaciones hermanas de implementar clases de educación cívica y emprendimiento para comunidades marginadas en el Sur Global. El anuncio sigue la terminación de la primera subvención entre las dos organizaciones. Dicha subvención tuvo un valor de $77.293 USD.

“Estamos encantados de poder continuar con nuestra colaboración con NED” dijo Nate Radomski, director ejecutivo de Magis Americas. “La misión de NED de crecer y fortalecer las instituciones democráticas complementa perfectamente a nuestra misión de construir sociedades justas a través de la movilización de apoyo para programas jesuitas de educación, migración y ecología. Esta colaboración es una oportunidad maravillosa para continuar nuestro apoyo y promover programas de educación inclusiva y de calidad en el Sur Global.»

El programa apoyado por la NED aprovechará de centros comunitarios para (1) promover educación cívica y reconciliación a través de talleres, sesiones de diálogo e intercambio; y (2) implementar clases de emprendimiento y asistencia técnica a comunidades marginadas, con un enfoque particular en atraer participantes femeninas.

En los últimos dos años, la pandemia del COVID-19 ha forzado a más de “100 millones de personas en todo el mundo hacia la pobreza y más de 4 mil millones tiene poco o ningún apoyo social, atención médica o protección de ingresos” según la declaración de las Naciones Unidas. En un esfuerzo para apoyar el desarrollo de sociedades después de la pandemia, Magis Americas, en colaboración con socios Jesuita locales, están trabajando para promover el desarrollo de proyectos educativos que se centran en fortalecer la habilidad de los individuos para que participen en sus economías más amplias.

“Una de las herramientas más fuertes que tenemos para combatir la desigualdad y pobreza es garantizar que todos tengan acceso a una educación de calidad,” dice Radomski. “La educación es una inversión que abre puertas para que individuos se conviertan en agentes de su desarrollo individual y comunitarios, otorgándoles las herramientas y los conocimientos necesarios para convertirse en protagonistas de sus propias vidas y habilitarlos para tener agencia.”