Immaculata-Lasalle High School: Solidarios con Venezuela

El  liderazgo de un grupo de jóvenes del Immaculata-Lasalle High School  de Miami – Florida, logró recaudar fondos, bienes e insumos para el proyecto educativo de Fe y Alegría en Venezuela; una institución de larga trayectoria  y compromiso social dedicada al derecho a la educación  por más de 6 décadas en América latina, África y Europa.

Los Jóvenes estudiantes, liderado por Antonio Briceño, de origen venezolano, fundaron un club de amigos de Fe y Alegría recaudaron 55 backpacks con cuadernos, lápices, y colores y están apoyando el Venezuela a través del Programa de Alimentación escolar de Fe y Alegría.

Felicitamos a los Jóvenes y al Colegio Immaculata-Lasalle High School  de Miami  por promover el derecho a la educación de los más pobres en su comunidad.  Su iniciativa es un excelente ejemplo de que se pueden hacer grandes cosas por los más necesitados.

Fe y Alegría participa en Conferencia de Harvard sobre Equidad Educativa

blanca

El 15 de abril, tuve la oportunidad de participar como panelista en el Foro Latinoamericano de Educación de la Escuela de Educación, Maestría en Políticas Educativas de la Universidad de Harvard, en Boston, Massachusetts. El panel específico en el que participe fue el de “La educación a la luz de las migraciones”, y compartí la ponencia con otras personas de América Central y Estados Unidos, entre ellos Daniel Sass, profesor de idioma ingles y Katia Miranda una estudiante originaria de El Salvador, ambos representan a “The International High School”, una escuela nueva en crecimiento que en el primer año atiende a estudiantes migrantes indocumentados del primer año de High School pero que tendrá continuo educativo cada año. Asimismo participa en este panel el Dr. Nelson Portillo, de Boston College, quien ha tenido experiencia como consultor para la prevención de violencia en El Salvador.

En la experiencia especifica se nos hacen preguntas muy interesantes: ¿Cómo surge el interés nuestro en el tema de migraciones? ¿Qué políticas educativas han surgido en nuestros países a partir de las migraciones? ¿Qué podemos hacer como institución para resolver el problema de las migraciones y que recomendación brindamos para que ellos los estudiantes de esta maestría generen políticas que permitan asimilar y uniformar los procesos educativos de estudiantes migrantes en Estados Unidos?

Por mi parte, les comente que siendo hija de un migrante nicaragüense, mi padre, estaba vinculada al tema desde mi nacimiento, que producto del conflicto armado interno en Guatemala y de la xenofobia en contra de los nicaragüenses que había en los 80 tuve que migrar con mi familia a Nicaragua y luego retornar, es decir, había vivido los procesos migratorios más conocidos desde la infancia… pero que mi interés principal surgió al trabajar en Fe y Alegría, conociendo a hijos de migrantes y sus dificultades de aprendizaje, la restructuración familiar y como eso les afecta nivel emocional e incide en lo educativo.  Asimismo les hable de nuestra misión, quienes somos y donde estamos,  del plan federativo, la línea de las nuevas fronteras y como las acciones se enfocan en la atención a migrantes para su inclusión social, de la alianza con SJM y RJM y su apoyo en los procesos formativos en temas vinculados a la migración.

En la pregunta de las políticas para la inclusión de migrantes en el sistema educativo, les comente de que en Latinoamérica el desarrollo en el tema era precario, un tema casi inexistente y que cuando se habla de migrantes es relacionado a las remesas, pero que pese a ello hay algunos países que abordan el tema desde sus constituciones y con políticas en pro de migrantes, como en Argentina, Ecuador y Colombia, en esta última con un enfoque especial en los desplazados por el conflicto armado, les hable de cómo las Fe y Alegría han ido decantando por la atención de colectivos vinculados al tema, como migrantes, hijos de migrantes y retornados y desplazados…  asimismo mencione la necesidad de la sensibilización de nuestros gobiernos, la visión que los mismos tienen acerca de las migraciones como una ventaja más que como un problema dado que la recepción de remesas favorece los ingresos de nuestros países…

En torno a la última pregunta hable un poco de la preocupación que me causa que se hable de asimilación y uniformar los procesos educativos dado que esto evita que se aprenda de la riqueza cultural de nuestros pueblos y limita la vivencia de la identidad cultural de cada persona… les comente de la educación con enfoque inclusivo, de multiculturalidad como una acción latente en EEUU y también en los países con diversidad cultural y la interculturalidad como una acción tendiente a la construcción de países más democráticos.

Quisiera poder resumir la riqueza que hubo en las exposiciones que cada uno de los panelistas hizo, pero quiero resaltar lo que dijo la estudiante Katia, “me gusta mi escuela porque todos convivimos ahí, no importa si somos de Guatemala, de Brasil, El Salvador o Perú, todos nos queremos y somos amigos y los maestros también son nuestros amigos” y Daniel Sass que dice: “soy un hombre blanco, estadounidense, vivía en Nueva York para los atentados del 9/11 y sé de terror, pero aunque haya vivido eso nunca podre entender y sentir el miedo, el terror, de mis estudiantes y sus familias cuando hay redadas de la ICE, yo quiero que EEUU sea más incluyente y humano”.

Pude oír otras ponencias, entre ellas las vinculadas a género, nuevas masculinidades, la mirada de los jóvenes de la educación en Latinoamérica. Me gustó mucho la ponencia del Dr. Carlos Alberto Torres, de UNESCO, quien hizo referencia a la educación popular como una alternativa para la trasformación de estas sociedades oprimidas… quizá mi gran emoción con este ponente es que todo lo que decía y yo lograba entender tenía relación directa con lo que soñamos con Fe y Alegría.

La experiencia fue enriquecedora, desde el inicio me pareció un reto enorme, pues era responsable de representar a la Federación. Pase muchas noches de nervios, leí muchísimo, hable con muchos del SJM y con amigos de otras instituciones pro migrantes, con gente de la federación para no dejar nada fuera de mi ponencia… hoy por hoy, me siento contenta y satisfecha, creo que el reto lo logre cumplir, logre hablar hasta de Fe y Alegría Italia y su trabajo con migrantes, mucho de lo que hice tiene que ver con el apoyo, oraciones y buenas vibras que me enviaron mis compañeros y amigos de las Fe y Alegría.

Me quedan muchos retos, darle seguimiento al trabajo en migraciones en mi país, continuar formándome, investigar y trasmitir conocimiento a otros para que la realidad vaya cambiando…

Post escrito por Blanca Gutiérrez, Responsable de Promoción Social, Fe y Alegría

Huracán Matthew devasta Haití

El pasado 4 de octubre el huracán Matthew, la peor catástrofe humanitaria en Haití desde el terremoto de 2010, arrasó la costa suroeste del país y parte de República Dominicana y Cuba. Hasta la fecha no se conocen con exactitud sus consecuencias, pero según los últimos informes de Naciones Unidas y Reuters 2,1 millones las personas afectadas (de las cuales 894.000 son niños y niñas) y más de 1,4 millones necesitan asistencia humanitaria. El número de personas desplazadas es de 175.509, de los cuales el 15% son niños y niñas menores de 5 años.

Nuestro socio local – Foi et Joie Haïti – se movilizó desde el primer minuto para evaluar el alcance de los daños y perfilar una respuesta local coordinada entre todas las instituciones jesuitas de la zona.

imagen_huracanmatthew

¿Cuál es la situación actual?

[LAS ÚLTIMAS NOTICIAS, 22.11.16] Llegan más noticias desde Haití. La escuela de Canaan de Foi et Joie que, a pesar de estar completamente inundada por las fuertes lluvias, ha hecho una donación de 17 cajas de ropa y 3 cajas de zapatos para otra escuela de Foi et Joie en Desormeaux (Grand’Anse), la más afectada por el huracán. Además, los niños han hecho dibujos para poner en los bidones donde se iba donando la ropa, pintan como les gustaría que fuera Haití y como ha quedado después del Huracán Matthew.

[ANTERIORMENTE, 17.10.16]  Según nuestro socio local, Foi et Joie Haïti, la población se está viviendo una situación de inseguridad alimentaria: «En algunas zonas no hay agua potable, la gente está sobreviviendo a base de agua de coco y plátanos y se calcula que en un periodo de dos semanas no tengan acceso a ningún tipo de alimento», afirman desde el terreno.

Además de la inseguridad alimentaria, la situación escolar sigue siendo precaria. Según UNICEF, al menos 430 escuelas públicas (que representan el 40% de las escuelas del país) y 116.00 niños y niñas se están viendo afectados y otras 178 escuelas están siendo utilizadas como refugios temporales. El número de escuelas dentro la red Foi et Joie Haïti situadas en las zonas más afectadas por el huracán ha disminuido de 12 a 10 (lo que afecta directamente a 1.597 alumnos/as y 145 personas de la plantilla escolar).

Un equipo de seis personas de la oficina nacional de Foi et Joie Haïti salió de Puerto Príncipe el miércoles pasado para realizar una intervención urgente a la comunidad Desormeaux (Grand’Anse). Esta primera etapa de intervención tiene dos objetivos: (1) dar respuesta inmediata a las necesidades básicas de víveres y albergue a las comunidades afectadas y (2) normalizar la vida escolar de los centros escolares.  Para el primer objetivo, se está procediendo a la distribución de kits de alimentos e higiene y kits de construcción. Hasta la fecha se han entregado 304 kits alimentarios y 388 de aseo personal.

Preparación de los kits de alimentos e higiene. 

[ANTERIORMENTE, 13.10.16] Desde la oficina nacional de Foi et Joie Haïti nos han comunicado lo siguiente: La situación es «catastrófica» en Désormeaux, Grand’Anse (sur del país), donde una escuela de Foi et Joie Haïti está destruida. La comunidad en general también ha sufrido, con la mayoría de las familias del pueblo con casas dañadas y/o destruidas.

En Jean-Rabel (Norte-Oeste del país), dónde Foi et Joie Haïti tiene 6 escuelas, más de 500 familias han perdido sus hogares. Además, muchos han perdido la agricultura y la ganadería (vacas, cabras, cerdos), las cuales representaron una garantía de subsistencia para muchas familias.

[ANTERIORMENTE, 07.10.16] Las áreas suroeste y noroeste han sido las más afectadas; la comunicación y el acceso por carretera a las mismas siguen siendo imposibles. Hay muchos núcleos urbanos con aguas estancadas, lo que supone un foco de transmisión de enfermedades como el cólera, que podrían tener efectos devastadores en la población. Además, se prevé que la situación de inseguridad alimentaria que la población ya vivía antes del paso del ciclón se agudice: en algunas zonas afectadas podría haberse perdido hasta el 80% de los cultivos, de acuerdo con Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios

El sistema educativo haitiano también ha sido muy golpeado. Según UNICEF, el Ministerio de Educación ha reportado importantes daños en las infraestructuras educativas de la zona sur del país (Grand’Anse, Nippes and Sud), obstaculizando el ya de por sí difícil acceso educativo.

haiti_banner_es-01

¿Qué puedes hacer?

Desde Friends of Fe y Alegría activamos nuestro protocolo de emergencia con el objetivo de evaluar la situación y las posibles acciones de apoyo humanitario a emprender junto a Foi et Joie Haïti (Fe y Alegría Haití en francés), que cuenta con 17 escuelas en todo el país.

En este momento el apoyo y los esfuerzos de captación de fondos de Friends of Fe y Alegría se enfocan hacia (1) la rehabilitación de las infraestructuras escolares derruidas o dañadas para asegurar que los niños y jóvenes locales pueden regresar a sus escuelas lo antes posible; (2) brindar atención y apoyo a la comunidad local y a las familias afectadas; y (3) apoyo psicosocial a la población, especialmente a los niños y niñas.

La normalización de la vida escolar lo antes posible es determinante para evitar una pérdida a nivel académico y especialmente para proporcionar un ambiente de normalidad y protección a los niños y niñas tras la traumática experiencia vivida. Con nuestros esfuerzos se impulsará el regreso a la vida escolar, se facilitarán materiales escolares a los centros educativos (perdidos tras el huracán) y se rehabilitarán de urgencia los centros escolares que lo necesiten.

Para apoyar los esfuerzos de ayuda de Foi et Joie Haïti frente el huracán, haz click aquí.