septiembre 07, 2018

Red de Comunicadores/as de Fe y Alegría Nicaragua transforma vidas

Desde el año 2009, Fe y Alegría Nicaragua ha estado formando jóvenes líderes con un compromiso social a través de la Red de Comunicadores/as de Fe y Alegría Nicaragua. El objetivo de la red, principalmente, es capacitar a estudiantes de Fe y Alegría en temas comunicacionales como la redacción, producción audiovisual,  contenidos digitales, manejo y uso de redes sociales, fotografía, locución, entre otros, convirtiéndose en jóvenes comunicadores protagonistas que dinamizan, informan e inciden en la vida de su escuela y la comunidad.

La Red de Comunicadores/as funciona a nivel local en cada una de las escuelas que forman parte, integrada por un grupo de 10 a 15 estudiantes de todos los niveles de  secundaria, a quienes durante el año también se les forma en temas sociales como liderazgo, igualdad de género, ciudadanía, periodismo ciudadano, entre otros. El rol de cada red en el centro educativo es vital, puesto que los y las jóvenes aparte de organizar actividades culturales e informar trimestralmente a través de un boletín escolar lo más relevante que ha ocurrido en el centro; también identifican problemáticas que puedan afectar a la comunidad educativa, desarrollando propuestas de intervención e incidencia desde la comunicación como radio itinerantes, cine foros, y campañas de sensibilización que aporten al cambio social.

Para Rocío Guadalupe López Blandón de 15 años de edad, estudiante del Colegio Inmaculada Concepción Fe y Alegría, ubicado en la región norte, la experiencia en la red de comunicadores ha sido muy significativa en su crecimiento personal y llena de muchos aprendizajes para la vida:

“Formar parte de la red de comunicadores ha sido una de las mejores experiencia que he tenido, gracias a ello he podido participar en diferentes formaciones que han facilitado mi labor como comunicadora dentro de mi centro educativo y la comunidad. Formar parte de la red de comunicadores ha sido muy importante porque ha cambiado mi vida, me ha permitido conocer lo que hace Fe y Alegría, conocer más sobre las realidades de mi comunidad y mejor aún poder influir en ellas para mejorarlas desde la comunicación”, expresó.

Desde el 2009 hasta el 2018 son muchas las generaciones que han formado parte de la red, jóvenes que en su momento eran líderes en sus escuelas, en sus barrios, en sus comunidad y que ahora tienen un compromiso desde su quehacer profesional, muchos de los exalumnos y exalumnas que formaron parte de esta iniciativa ahora son comunicadores sociales, otros y otras decidieron estudiar otra carrera, pero la filosofía que los une como ex comunicadores de Fe y Alegría, es que desde donde estén siempre tendrán algo que aportar para la transformación de una sociedad que sea justa e igualitaria.

Con información de la Federación Internacional de Fe y Alegría